Sobre el Comercio Justo

“El Comercio Justo es una asociación de comercio, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye a un desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur. Las Organizaciones de Comercio Justo, apoyadas por los consumidores, están implicadas activamente en apoyar a los productores, sensibilizar y desarrollar campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional” Definición de FINE (Plataforma informal que aglutina a los principales referentes de Comercio Justo (IFAT, EFTA, FLO, NEWS)

fair-trade-principles-icons_spanish

Los 10 estándares del Comercio Justo

IFAT, la entidad de mayor representatividad del Comercio Justo, es una red mundial constituida por más de 300 organizaciones de más de 60 países que acredita a Organizaciones de Comercio Justo en base al cumplimiento de los siguientes estándares:

  • Creación de oportunidades para grupos productores desaventajados
  • Transparencia y funcionamiento democrático para beneficiar las necesidades básicas de las comunidades productoras y a los consumidores.
  • Relación comercial equitativa y a largo plazo
  • Precio Justo a los productores
  • Lucha contra la explotación laboral infantil
  • Equidad de género
  • Condiciones laborales dignas
  • Construcción de capacidades y asistencia para los grupos productores desaventajados
  • Información y sensibilización sobre Comercio Justo
  • Cuidado del medio ambiente

 

El Comercio Justo nació para compensar los desajustes sociales provocados por una globalización económica liberal, pero, en su evolución, se revela hoy día como una verdadera alternativa de orden económico y social, capaz de rescatar al Comercio de la injusticia y reorientar la estructura y valores de la economía internacional. El Comercio, redescubre así sus posibilidades como instrumento eficaz para el desarrollo equitativo de todas las personas y los pueblos poniendo en práctica valores éticos mediante una gestión sostenible que valora justa y dignamente el trabajo humano en todos los continentes del planeta.

Con el Comercio Justo se intenta evitar las grandes diferencias entre el precio que pagan por un producto los consumidores del primer mundo y el dinero que se les paga a sus productores en vías de desarrollo, además de asegurar los derechos de los trabajadores.
Desde la perspectiva de las pequeñas Organizaciones, el Comercio Justo es un comercio de liberación ya que facilita estructuras productivas y organizativas donde priman las condiciones laborables, medioambientales y sociales favorables, lo que permite a millones de pequeños productores vivir y trabajar dignamente, impulsando su empoderamiento y capacidad de autogestión para el beneficio comunitario.

Desde la óptica de los consumidores, el Comercio Justo ofrece una vía de cooperación al alcance de todos: ciudadanos, instituciones públicas y organizaciones. Para todas las personas ofrece una fórmula sencilla de convertirse en agentes de desarrollo en cada momento que eligen consumir productos con garantía de justicia social, solidaria y ecológica. Del mismo modo, la compra de productos de Comercio Justo ofrece una alternativa sostenible a empresas y administraciones permitiendo mejorar su ética institucional participando como agentes de cooperación internacional.

Menú